COYUNTURA ECONÓMICA ESPAÑOLA

A nivel mundial la actividad económica ha seguido creciendo en 2018 y se prevé que en 2019 lo siga haciendo, pero a menor ritmo. Los signos de desaceleración han comenzado a hacerse patentes.

Los principales focos de incertidumbre son la guerra comercial entre Estados Unidos y China que está
afectando al comercio internacional, y el inicio del endurecimiento de las condiciones financieras, tanto por parte de la Reserva Federal como por parte del Banco Central Europeo, que hará que las empresas y los Estados muy endeudados (como España) comiencen a tener problemas de financiación.

A estos dos focos habría que añadir los problemas presupuestarios y financieros de Italia y la perspectiva de un Brexit sin acuerdo, lo cual puede causar serios problemas a toda la zona euro.

En España la actividad económica ha seguido creciendo, pero también a menor ritmo y se prevé que en 2019 continúe desacelerándose. Los principales motores del crecimiento han sido el consumo de los hogares, como consecuencia del mayor empleo, y el retroceso del precio del petróleo. Las exportaciones han perdido dinamismo como consecuencia de la desaceleración mundial y de la apreciación que el euro tuvo en 2017.

Las empresas españolas se están desendeudando, son competitivas y crean empleo, pero ante una nueva crisis siguen siendo vulnerables, para evitar esto deben invertir más en bienes de equipo pero procurando endeudarse lo menos posible. Debemos estar alerta ante un cambio de tendencia. El Gobierno debe protegerlas tomando las medidas económicas adecuadas. A nuestro entender las principales medidas son:

  • Reducción del déficit publico y del endeudamiento de las Administraciones, que permita disponer de margen de endeudamiento externo, para políticas de estímulo fiscal y para medidas sociales, en el supuesto de nueva crisis.
  • Mantener y reforzar el marco jurídico del mercado de trabajo, que permita a las empresas hacer ajustes con la menor destrucción de empleo. No es el momento de contrarreformas sin consensuar con las asociaciones de empresarios y los sindicatos.
  • Dado que el sistema actual de pensiones es insostenible es urgente tomar medidas, de mutuo acuerdo, entre la mayoría de los partidos políticos. Buscar nuevas fuentes de financiación y reducir el gasto en pensiones debe ser tarea prioritaria de nuestros gobernantes, en lugar de tomar medidas populistas que lo que hacen es agravar su sostenibilidad.

Por lo que respecta a las medidas fiscales y laborales aprobadas en diciembre que puede verlas en nuestra web (https://marcos-herrero.webnode.es/l/novedades-laborales-para-2019/ y https://marcos-herrero.webnode.es/l/novedades-fiscales-para-2019/), a excepción de la subida del Salario Mínimo, son pequeños retoques que no solucionan en nada los problemas de la economía española.

Igualmente el borrador de Presupuestos Generales del Estado que aprueba hoy el Consejo de Ministros, que será difícil que salga adelante, dada la actual composición del Parlamento, recoge una serie de medidas fiscales que difícilmente van a contribuir a mejorar el empleo y la confianza de las empresas.